Este verano no es como los demás. Somos muy conscientes de que necesitamos implantar unas medidas de seguridad que empiezan por el distanciamiento social y el uso de mascarilla pero que además afectan otras muchas actividades del día a día. Pero eso no nos impedirá a todos marcharnos de vacaciones a lugares donde podamos mantener esas medidas de seguridad y a la vez disfrutar de unas merecidas vacaciones después de tantos meses de confinamiento. Para ayudaros en este periodo vacacional se nos ha ocurrido plantearos una serie de actividades Montessori para el verano para hacer con los niños. Son actividades lúdicas que podemos hacer en casa o en la casa en la playa. No requieren demasiada preparación, y si lo hacen es precisamente esa parte de la actividad, la de preparación, la que la hace divertida y formativa.

Juegos Montessori

La primera actividad la vamos a llamar construcción creativa. La idea es hacer construcciones con todo lo que podamos pensar y que podamos encontrar por la casa, ya sea la nuestra o esa casa que habéis alquilado en la playa. Estamos hablando de cajas de zapatos, tupperwares, cartones, botes de todo tipo etc … Aseguraos de que no hay materiales peligroso que puedan cortar y ¡empezad a construir!

Dibujar y pintar sin miedo a mancharnos. Podéis usar distintos materiales, pero siempre pensando que nos vamos a manchar y que debe ser una pintura lavable. Podéis usar acuarelas o témperas que se lavan fácilmente. Animad a los niños a usar las manos, los pies y lo que haga falta para expresar su creatividad. ¿Tenéis pintura para ropa? Comprad camisetas blancas y podéis decorarlas con los dibujos que más os gusten.

Hacer un teatro es un clásico de la época vacacional. Estar en un entorno nuevo despierta la imaginación de los niños y les invita a crear y desarrollar historias divertidas y nuevas. Os recomendamos pasar tanto tiempo con la preparación como con la función. Podéis usar telas, toallas o sábanas para hacer los decorados. Pintar papeles y usar cualquier objeto de la casa o de la playa como conchas y rocas redondas también se podrán usar para decorados y disfraces.

Una variante del teatro en casa es la lectura en voz alta. Lo pueden hacer ellos o nosotros. Es importante que la lectura sea actuada, donde damos voces diferentes a los distintos personajes y actuamos activamente para enriquecer el cuento.

Hablando de cuentos, vuestros niños podrán crear sus propios cuentos si les animáis a ello. Pueden ser cuentos escritos pero también con dibujos. Otra versión podría ser un diario de verano, donde los chavales escriben todos los días lo que les ha ocurrido en ese día, sus sentimientos y sus pensamientos. Luego podréis leerlos todos juntos al finalizar el verano.

Unas actividades interesantes además de necesarias son las relacionadas con las tareas del hogar. Es muy importante que los niños aprendan a ser autónomos y a tener las cosas ordenadas. Aprovechad estos días para animarles a participar de todas las actividades domésticas como lavar, poner la mesa, cocinar y limpiar. Aunque parezca que esto nos dará más trabajo muy pronto veremos que los niños aportan y mucho si les dejamos participar en las tareas de la casa.

Más actividades Montessori para el verano

¿Queréis más actividades Montessori para el verano? En cuanto a la actividad física debemos combinar los momentos de juego con otros de relajación. Es importante que los niños aprendan a relajarse después de una actividad intensa. Recomendamos usar una campanilla para realizar el juego del silencio. Después de la actividad física les llamaremos para que, cuando suene la campanilla, sean capaces de estar en completo silencio durante un tiempo establecido. Recomendamos 30 segundos para empezar, para ir ampliando esos tiempos progresivamente. Los niños aprenderán sobre el autocontrol y la responsabilidad.

Actividades de detective estimulando su imaginación. Cada vez que os hagan una pregunta, ¡es decir cada media hora! Podéis animarles a investigar sobre el tema Podemos hacerlo de forma tradicional, yendo a la biblioteca y leyendo libros acerca del tema que les intriga. ¿Por qué no hay ballenas en los ríos? ¿Por qué las nubes son blancas y el cielo azul? También podemos usar internet para buscar la respuesta, siempre monitorizando el uso de las aplicaciones. Después de esta investigación habrá que escribir y dibujar acerca de las respuestas que hemos encontrado. Para ello os recomendamos hacer un lapbook. Esto es un libro hecho con cartulina donde podrán escribir sobre los temas que han investigado. Al final del verano tendrán su propio libro con la información que han recopilado. Las dudas y preguntas se convertirán en certezas y tendrán el libro para demostrarlo. Este tipo de actividad fomenta la autoestima, el autocontrol, les enseña a diseñar y a planificar. Expresar su conocimiento sobre el papel les ayudará a retener mejor la información a a hacerse nuevas preguntas que necesitarán también su respuesta. Los niños deben aprender que el aprendizaje dura toda la vida, y que siempre debemos hacenros preguntas e intentar llegar a las mejores respuestas.

En esta misma vía podréis hacer experimentos con colores u objetos de la casa. Buscad en Internet y encontraréis miles de experimentos seguros para hacer en casa. Estos experimentos también tendrán su sitio en su lapbook. Si la casa tiene animales o plantas involucrad a vuestros hijos en su cuidado. Cuidar de otros seres vivos enseña la importancia que tenemos cada uno de nosotros. Además aprenderán cómo se alimentan las plantas o que comen los peces, por poner dos ejemplos.

¿Sabéis algo sobre la astronomía? Por las noches podremos salir con los chicos y chicas al exterior a observar las estrellas. Enseñadles como somos parte de la vía láctea y del sistema solar. Podréis enseñarles Venus o la estrella polar. Si tenéis la suerte de estar en un lugar apartado podréis evitar la contaminación lumínica y dejarles ver el cielo nocturno como posiblemente nunca lo hayan hecho viviendo en una ciudad.

Ya sabéis, este verano intentad evitar la pantalla y el aburrimiento escogiendo actividades en las que los niños descubran nuevos mundos y aprendan en el proceso de hacerlo. Si además queréis incluir algunos de nuestros juguetes no lo dudéis.