En el post anterior os hablamos de cómo se puede aprender a leer y a escribir por medio del juego, y de cómo la escuela Montessori enseña a los niños en el contexto de otras metodologías. Hoy queremos hablaros de cómo aprender matemáticas jugando. Aprender los números tiene un componente fundamental en la lectoescritura. Los niños usarán mecanismos similares para comenzar a adentrarse en las matemáticas. Si no somos capaces de reconocer los símbolos matemáticos, como los números, será muy difícil adentrarnos en los conceptos matemáticos tradicionales. Aún así, existen metodologías que no necesitan del número escrito para enseñar los conceptos de cantidad, volumen o sumas y restas. Esta segunda manera de enseñar las matemáticas debería ser la primera que se aprende, y se hace con objetos cotidianos.

Matemáticas con juegos

Estamos hablando de las matemáticas manipulativas, donde se invita al niño o a la niña a realizar procesos matemáticos con objetos. Os vamos a dar un par de ejemplos. Para enseñar la diferencia entre peso, masa y volumen donde la masa es la cantidad de materia que conforma un objeto, el peso es la fuerza que produce la masa (gravedad) y el volumen es el espacio que ocupa el objeto, podemos usar dos rectángulos de plastilina. Cuando les mostramos los dos bloques y les preguntamos a los niños cuál pesa más y cual es más grande (volumen), te dirán que son iguales. Pero si inmediatamente transformas un bloque en una tira larga, y el otro en una bola, las respuestas empezarán a diferir. Aunque acaban de ver que son iguales de peso, es probable que las respuestas ante la pregunta de cuál pesa más, empiecen a cambiar. Otro ejemplo se consigue con agua. Ante dos vasos iguales llenos hasta arriba, los niños te dirán que ambos son iguales en peso, masa y volumen, mientras que si trasvasas un vaso a uno más fino y alto, los niños te dirán que ahora ese vaso tiene más agua y pesa más. Con esto queremos mostraros lo difícil que es enseñar matemáticas a una niña o un niño. Tendemos a pensar sin ponernos en el lugar del niño y de sus capacidades.

Aprender matemáticas jugando con juegos manipulativos

Ya hemos visto que podemos enseñar matemáticas con objetos o juguetes manipulativos. Por poneros un ejemplo, podemos usar la bandeja de elementos naturales, un juego diseñado para favorecer el juego heurístico, de descubrimiento. Sirve para emparejar, clasificar y también para introducirnos en las matemáticas. Por lo ejemplos anteriores podéis ver como esta caja llena de objetos naturales puede conseguir el mismo proceso de aprendizaje en el contexto de las matemáticas manipulativas. Por otro lado tenemos juegos más tradicionales de bloques, como los bloques de números, que podemos usar primero para aprender a contar ignorando los números impresos. Más adelante podremos empezar a enseñarles a reconocer los números impresos y a realizar operaciones matemáticas.  Todos los juegos y juguetes de MamáLuz están hechos de forma artesanal y con materiales naturales, sin componentes tóxicos. Si quieres ver más juguetes educativos como los que hemos descrito aquí y para el mismo grupo de edad, entra en nuestra tienda para los peques de 5 años.