Hoy os queremos hablar de las cajas de luz, una herramienta educativa para niños y niñas de distintas edades. Pero antes de hablaros de la caja de luz queremos explicaros su contexto e historia. El diseño de las cajas de luz están basadas en una filosofía educativa que surgió en Reggio Emilia, en Italia, tras la segunda guerra mundial. Es un estilo educativo que se diferenciaba de los métodos más tradicionales en que la participación de la comunidad era vital. Son los profesores, pero también la comunidad y los padres, así como los niños, los que desarrollan la experiencia educativa a partir de una serie de premisas fundamentales. Los niños dejan de ser sujetos pasivos que reciben educación a ser activos en su proceso educativo, siendo capaces de asombrarse y ser creativos, y que reciben la ayuda de un educador activo que potencia esos valores. Estos son algunos de los principios de esta filosofía educativa:

. A los niños se les escucha y ellos escucha. El niño deja de ser un sujeto pasivo y pasa a ser uno al que se le escucha y valora. Esta comunicación tiene muchas vertientes ya que utlizan distintos códigos comunicativos que hay que entender.Al escuchar al niño, el adulto puede entender su sensibilidad, invitando a la reflexión.

. El espacio educativo, el aula, debe ser diseñado como un espacio educativo que permita el desarrollo de la imaginación y la exploración. El juego forma parte fundamental del aula, ya que es a través del juego la forma de aprendizaje y exploración ideal del niño. Los materiales utilizados en el aula forman parte del espacio educativo, e invitan a la reflexión sobre los conceptos e ideas que se están aprendiendo.

. Los niños y niñas se entienden como parte fundamental de la sociedad, personas que aportan valor y nos enseñan además de aprender ellos mismos. Los niños dejan de ser pertenencias de sus padres para convertirse en ciudadanos de pleno derecho que aportan valor a la sociedad.

Así llegamos a las cajas de luz, un recurso educativo, que también puede entenderse como un juego de infinitas posibilidades, que cada vez es más popular en nuestras casas, pero también en el aula de muchos colegios.

¿Qué son las cajas de luz?

Son cajas de madera que tienen una superficie de matacrilato y una fuente de luz en su interior. La caja se usará para distribuir sobre la superficie de metacrilato múltiples objetos, a los que la luz dotará de un sentido mágico especial, dando el protagonismo a esos objetos e invitando a los niños a reflexionar sobre su composición, las relaciones entre los objetos y su utilidad. Por supuesto también permitirá desarrollar infinidad de juegos, creando combinaciones de colores y formas sobre su superficie. Dependiendo de la edad los juegos variarán, y es por ello que las cajas de luz están ideadas para distintas edades, desde los 3 años hasta los 8 o 9 años de edad. Pero también se usan para trabajar la experimentación sensorial en bebés más pequeños. En el aula es un apoyo fundamental en niños con discapacidades auditivas y de lenguaje, que podrán aprender y descubrir a través de la vista y el tacto.

Nuestras cajas de luz

Tenemos cajas de luz en distintos tamaños y materiales. La caja de luz reggio de pino macizo está disponible en cuatro medidas. Una caja individual, una colectiva, una extra grande y una cuarta que es más grande aún, ¡la llamamos superextragrande! Está fabricada con pino macizo con una superficie de metacrilato. Son cajas portátiles ya que aunque es enchufable, también podrás encontrar en la sección de accesorios de nuestra tienda un cargador de pilas que permite darle una mayor movilidad. Tendrás también una mando a distancia que permite regular la intensidad de la luz y el color de la caja de luz. Una novedad de esta caja de luz es una opción bluetooth para regular la caja desde el teléfono móvil y la App Triones.

La Caja de luz Atelier de pino laminado también está disponible en los cuatro tamaños antes descritos. Está fabricado en madera de pino laminado y junto a la caja encontrarás una guía de actividades. También tendrás un cargador eléctrico y tira de LED RGB. No te faltará tampoco el mando a distancia y la opción de usar la App a través de bluetooth para controlas el brillo, los colores y la intensidad de la luz.

En nuestra sección de accesorios de las cajas de luz podrás encontrar un cuadernillo de actividades para la caja de luz, este cuadernillo viene incluido con la compra de una caja de luz individual o extragrande. En el resto de medidas el contenido del mismo está en la trasera del packaging . Si pierdes el mando de la caja de luz podrás comprar un repuesto en nuestra tienda. También recomendamos un protector para la caja de luz, son hojas de PVC semirígidas sin plastificantes, aunque no es obligatorio ;) Siempre puedes protegerlas forrándolas con papel film transparente para realizar determinadas actividades. Podrás elegir el tamaño adecuado de tu caja de luz, piensa que es una superficie de trabajo, como una mesa.

La bandeja de exploración de caja de luz es el complemento ideal para tu caja de luz. Es de superficie transparente y se posiciona sobre la caja de luz. Permite añadir elementos como arena, legumbres, harina, ramitas, hojas o cualquier otro elemento que queráis manipular. Es una manera de proteger la caja de luz y de llevar los objetos de un sitio a otro al ser una bandeja. Sus medidas totales son de 54x43x7cm y encaja en la caja de luz colectiva o las que son más grandes. La única en la que no podrás combinar caja y bandeja es en la individual por su tamaño menor. También encontrarás en nuestra tienda unas patas de madera, ¡para convertir la caja en una mesa de luz!

¿Quieres hacer un regalo especial para tus pequeños estas navidades? No lo dudes, la caja de luz es un regalo que asegura infinitas horas de diversión, exploración y aprendizaje por parte de los pequeños. Hay infinidad de objetos que puedes explorar con las cajas y muchos de ellos los puedes crear tu mismo con materiales de papelería o con elementos naturales cogidos en el campo.