El cuerpo humano es una estructura compleja, compuesta por miles de procesos interconectados entre sí. El desarrollo de un órgano o la mejora de una habilidad afecta al resto del organismo. Por ejemplo, una buena estimulación visual permitirá que tu hijo desarrolle con más facilidad sus capacidades físicas, mentales, sociales y emocionales. Es por eso que aquí en MamaLuz te contamos todo lo que debes saber sobre la estimulación visual y te proponemos algunas formas sencillas de ponerla en práctica.

Etapas del desarrollo visual de una persona

La vista está considerada uno de los sentidos más indispensables del ser humano. Si solo pudieses quedarte con uno de los cinco sentidos, ¿cuál escogerías? La gran mayoría respondería que la vista. Al final, es el sentido que más información nos aporta sobre el entorno que nos rodea. Los colores, formas, objetos, movimientos, cómo las diferentes criaturas que componen el planeta interactúan entre sí, etc.

El ojo, a pesar de su diminuto tamaño, es una estructura extremadamente complicada. El feto comienza a desarrollar el sentido de la vista durante la cuarta semana de gestación. Es capaz de distinguir entre la luz y la oscuridad. Pero no es hasta el octavo mes de embarazo que empieza a responder a estos estímulos. Es por esto que los expertos recomiendan que fomentes la estimulación visual de tu bebé desde su nacimiento.

Los bebés nacen con una visión borrosa y un 5% de la capacidad visual de un adulto. Tampoco son capaces de coordinar los dos ojos (visión binocular) y tienden a bizquear. Pese a todo, como mencionamos en el párrafo anterior, son conscientes de la diferencia entre claro y oscuro y pueden ver hasta una distancia de 30 cm. Durante los primeros meses de vida se enfocarán principalmente en los rostros de las personas y tratarán de imitar las expresiones faciales. Prueba a sonreír a tu bebé. ¡Lo más probable es que te sonría de vuelta!

En el segundo mes, el bebé es capaz de distinguir algún color y mueve la cabeza para fijarse en el entorno que le rodea. Alrededor del cuarto mes ya puede apreciar todos los colores, relieves y empieza a perfeccionar su visión binocular que termina de desarrollar en el sexto mes (mayor flexibilidad y coordinación de los músculos del ojo). Al año, la coordinación de tu hijo está muchísimo más desarrollada y es cuando deberá empezar a practicar su coordinación ojo-mano. ¡A los 10 años, su sentido de la vista está completamente desarrollado!

Consejos a la hora de fomentar la estimulación visual

1) Más es sinónimo de mejor

Cuanto antes empiece tu hijo a estimular el sentido de la vista, mejor. Como hemos mencionado en párrafos anteriores, es bueno que tu bebé comience a estimular su visión nada más nacer. Es más, dado que la vista se desarrolla durante los primeros años de vida, la estimulación visual es fundamental durante esta etapa del crecimiento. Por otro lado, cuanto más practiquen, mejor.

¿Que no sabes cómo lograr que tu bebé estimule su sentido de la vista? ¡No te preocupes! Más abajo te mostramos sencillas y asequibles formas (tanto para bebés como para infantes) para lograr una eficaz estimulación visual.

2) La motivación es la clave

Como padre, tienes un papel fundamental a la hora de que tu hijo desarrolle su visión. Es muy difícil para un niño mantener su atención centrada en una actividad durante mucho tiempo. Depende de ti encontrar formas de que tu hijo se divierta, explore, aprenda y, en general, permanezca motivado.

Estimulación visual para bebés

La mejor forma de estimular la vista en los recién nacidos es con los móviles para bebés. Estos se sitúan encima de la cuna y así el bebé se entretiene con el movimiento de las diferentes formas coloridas que cuelgan sobre su cabeza. Además, si el móvil cuenta con sonidos, también estarás beneficiando su estimulación sonora. Otra cosa que puedes hacer es darle juguetes (como nuestros juguetes Montessori) para que explore, curiosee y se los lleve a la boca (siempre bajo tu atenta vigilancia). Por último, es importante mover a tu bebé para que aprecie y descubra nuevos entornos y practique su visión lateral.

Estimulación para niños

Lectura e imágenes

-Libros con imágenes llenas de colores y relieves para leer a los más peques.
-Por otro lado, es bueno que motives a tu hijo a que se enganche a la lectura una vez aprenda a leer. Además de adquirir conocimientos, mejorar su imaginación y ampliar su vocabulario, el lento movimiento de los ojos al ir de una palabra a otra también ayuda a estimular el sentido de la vista.

Lupas y contrastes

-Deja que tu hijo investigue los alrededores con una lupa. ¡Ya verá qué divertido! Todo se vuelve mucho más grande. De pronto los objetos más cotidianos que observa a diario se convertirán en una aventura desconocida.

-En nuestra tienda podrás encontrar múltiples juguetes ecológicos y sostenibles para que tus peques se entretengan. Curiosas piezas y objetos llenos de diferentes colores. Para mejorar su estimulación visual, te recomendamos que jueguen con los contrastes. Objetos brillantes junto con objetos más oscuros.

¿Por qué es indispensable una buena estimulación visual?

No somos conscientes de la gran cantidad de información que nos aportan nuestros ojos de forma constante. Claramente, la vista es esencial para un buen desarrollo cognitivo y motor. Y aunque las personas que padecen alguna capacidad visual también pueden alcanzar el mismo nivel de desarrollo, necesitan más ayuda y guía. Sin embargo, algo en lo que poca gente cae es en la importancia de la vista a la hora de relacionarnos y desarrollar vínculos afectivos.

Desde los primeros meses de vida los bebés de forma subconsciente absorben cómo las personas de su alrededor se comunican entre sí. Cómo interactúan entre ellas. Observan lo que es aceptado por la sociedad y lo que no. Qué está bien y qué está mal. Es también a través de la mirada como forman ese vínculo inicial con la madre al nacer. En conclusión, ayudar a tus hijos a estimular su visión les ayudará a la hora de socializar en el futuro y a desarrollar su capacidad emocional.