Hoy queremos hablaros de los tipos de inteligencia en los niños. Está en nuestra naturaleza compararnos con los demás. En este mundo, la competitividad se encuentra presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Quién es el más listo, el más alto, el más guapo, el más gracioso o el más rápido. Y cuando no se alcanzan los estándares impuestos por la sociedad es cuando surgen los problemas. Desórdenes alimenticios porque no tenemos un cuerpo normal. Problemas de autoestima porque nuestra capacidad de memorización no es la adecuada. Comparaciones y más comparaciones. Comparaciones que no desaparecen cuando tenemos hijos. Surgen de forma inconsciente junto con miles de preguntas y preocupaciones. “¿Cómo es que todos los niños de su clase pueden andar y el mío todavía no sabe ni gatear?” “¿A qué edad es normal que mi bebé diga su primera palabra?” “¿Es normal que siga utilizando el pañal?” Aquí en MamaLuz queremos hacer hincapié en que cada niño es un mundo. Los seres humanos son tan diferentes como gotas de agua. Cada persona es única; con unos puntos fuertes y unos puntos débiles. Y esto no te hace (a ti o a tu hijo) peor o mejor que el resto.

La diversidad en la educación de hoy en día

En la actualidad, la mayor parte de las guarderías y colegios siguen la denominada educación tradicional. Es decir, unos estándares acordados, los mismos conceptos para todo el mundo (independientemente de las capacidades del niño) y un gran enfoque en las habilidades de memorización y repetición. ¿Y qué pasa cuando el niño es malo memorizando pero tiene una gran imaginación y creatividad? Habilidades que no se evalúan. Pues que cuando llega la hora de ver los resultados (y compararlos), ese niño se sentirá más tonto que el resto.

Todos los materiales que ofrecemos en MamaLuz siguen diferentes ideologías educativas y metodologías distintas a la educación tradicional (conocidas como pedagogías alternativas) que comprenden la importancia de explotar todas y cada una de las habilidades del niño. Que sea este el que elija qué quiere investigar y de qué manera. Dejar que aprenda a su ritmo. De esta forma fomentamos su autoestima, su capacidad de exploración y autoaprendizaje, su independencia y curiosidad. En diferentes artículos hablamos de algunas de estas ideologías (por ejemplo la metodología Montessori) y de algunos de los conceptos que estas engloban (el ambiente preparado).

Los 8 tipos de inteligencia en los niños

¿Por qué a mi hijo se le dan mejor las matemáticas que la pintura? Cada niño tiene unos talentos y unas pasiones diferentes. Y es importante dejar que las desarrollen a su ritmo. A continuación vamos a hablar de los 8 tipos de inteligencia que existen. Una teoría desarrollada por el neuropsicólogo Howard Gardner en su libro Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences.

Las últimas investigaciones científicas han llegado a la conclusión de que el cerebro está dividido en diferentes zonas reservadas para distintos espacios del conocimiento (relativamente) independientes unos de otros. Cada persona desarrolla en mayor o menor extensión cada uno de estos conocimientos o inteligencias. Y es por esto que a cada uno se le dan mejor unas actividades que otras.

Inteligencia linguística

Hace referencia a todo aquello que está relacionado con el lenguaje:

-Contar historias
-Hablar
-Aprender idiomas
-Escribir
-Leer

El tipo de inteligencia lógico-matemática

Se trata de uno de los tipos de inteligencia más valorados en la educación tradicional. Engloba actividades como:

-Hacer cuentas o resolver problemas matemáticos
-Resolver problemas (rompecabezas, problemas de misterio, estrategia, etc.)

Inteligencia musical

Habilidades relacionadas con los sonidos. Como por ejemplo:

-Cantar
-Tocar instrumentos
-Marcar ritmos
-Componer

Inteligencia espacial

La capacidad de pensar en tres dimensiones:

-Dibujar y pintar
-Orientarse y leer mapas.
-Analizar y apreciar cuadros
-Actividades de construcción

Inteligencia kinestésico-corporal

La capacidad de controlar nuestro propio cuerpo:

-Bailar
-Imitar y copiar movimientos y expresiones
-Hacer deporte, correr y saltar

Inteligencia intrapersonal

Se trata de uno de los tipos de inteligencia menos conocidos pero no por ello menos importantes. Es la capacidad de conocernos a nosotros mismos. Ser capaces de analizar nuestros sentimientos y controlar nuestras emociones, establecer nuestros objetivos y metas en la vida y saber cuáles son nuestros puntos fuertes, débiles y nuestros gustos. El desarrollo de esta capacidad es esencial desde la tierna infancia para poder disfrutar de una vida plena y mantener una buena salud mental.

Inteligencia interpersonal

Consiste en nuestra habilidad de relacionarnos con los demás. La manera en la que nos comunicamos con otras personas, nuestra empatía, la capacidad de conocer a gente nueva, de trabajar en equipo y de compartir. Los humanos somos seres sociales que necesitamos el apoyo de los demás en todos los aspectos de nuestra vida, por lo que estas habilidades son muy importantes. Una buena inteligencia interpersonal ayuda a desarrollar relaciones más sanas, fuertes y duraderas.

Inteligencia naturalista

De entre los tipos de inteligencia en los niños, la inteligencia naturalista (uno de los tipos más nuevos) está relacionada con el vínculo que mantenemos con la naturaleza. Nuestra preocupación por el medio que nos rodea, nuestro planeta y el cuidado de los animales y plantas.

Nuestros productos

En MamaLuz ofrecemos productos específicos para desarrollar los distintos tipos de inteligencia en los niños. Muchos de estos materiales son ideales para crear el ambiente preparado de la metodología Montessori (mencionado previamente), donde el niño elige qué material quiere explorar. Es además una buena forma de observar desde una temprana edad qué capacidades serán más propensos a desarrollar cuando crezcan.

Disfruta ya de nuestros bloques de construcción para trabajar la visión espacial. Bloques de números para fomentar su habilidad matemática, plastilina para que dibujen, la muñeca hada de los dientes para que creen historias y fomenten su inteligencia lingüística y su imaginación. O prismas musicales para trabajar la inteligencia musical.

En cualquier caso, es importante recordar que cada niño desarrolla sus habilidades a una velocidad diferente. Y ningún tiempo es mejor que otro. Si eres padre primerizo, ¡no te preocupes! Trata de no fijarte en cómo lo hacen los demás bebés y asegurarte de saber qué es lo que le llama la atención a tu pequeño, ¡Así te darás cuenta enseguida de los que serán sus futuros puntos fuertes y pasiones!