Las cajas de luz Montessori son el juguete ideal para el desarrollo de tu pequeño. Ya sea a través del juego guiado o mediante el juego libre, con este producto tu hijo podrá explotar al máximo todas sus capacidades. Trabajar habilidades como la imaginación, la exploración o la creatividad. Aprender de una manera dinámica e interesante conceptos como los números, las letras, las formas geométricas o las diferentes partes del cuerpo humano.

¿Qué son las cajas de luz?

En MamaLuz nos enorgullece decir que las cajas de luz representan uno de nuestros mejores productos. ¡Tenemos una categoría entera dedicada a ellas! Estos juguetes consisten en cajas de madera con una superficie hecha de metacrilato. En el interior de la caja hay una luz que se observa a través de la superficie. Es decir, similar a una pantalla. Al colocar objetos en la superficie luminosa, estos adquieren una nueva perspectiva. ¡Parecen formas totalmente nuevas! La caja se puede programar para que muestre diferentes colores. Nosotros recomendamos comenzar con colores más suaves (por ejemplo azules y verdes claros) con los más pequeños, ya que los colores más fuertes (como el rojo) pueden ser demasiado intensos.

Juego libre y juego guiado

Al principio, estas cajas de luz eran consideradas una herramienta más en las áreas creativas de las bellas artes y la fotografía. Hoy en día, gracias al enfoque pedagógico de Reggio Emilia (provincia italiana), las cajas de luz son un elemento esencial en la educación y el proceso de aprendizaje de los infantes.

El niño es el protagonista. El padre y el educador un guía. Estos son algunos de los principios claves del enfoque pedagógico de Reggio Emilia. Con las cajas de luz estos principios son capaces de hacerse realidad. Especialmente a través del juego libre, el niño es quien decide qué quiere explorar e investigar. Qué objetos desea colocar en la caja de luz. Es una manera de desarrollar todas sus habilidades creativas. Su imaginación y capacidad de exploración. Así como estimular sus sentidos (en especial la estimulación visual).

Pero las cajas de luz Montessori no son tan solo útiles mediante el juego libre. También son muy eficaces en el juego guiado, por lo que recomendamos implementarlas en las escuelas. Con estos juguetes, los niños pueden aprender matemáticas, a leer e incluso practicar las diferentes ramas científicas (los tipos y partes de las plantas, animales, etc.). En conclusión, cualquier clase de conocimiento se puede instruir en estas cajas. Y de una manera mucho más efectiva, ya que (como descubrirás en el siguiente apartado) los niños se sienten atraídos por los reflejos ópticos que emiten las pantallas.

Un sustituto a las pantallas dañinas de hoy en día

Desde bebés, es ver la pantalla de un móvil o una tablet para que nuestros peques se vuelvan locos. Extiendan sus manitas e intenten quitarnos el aparato electrónico de las manos. Se quedan con la boca abierta contemplando los colores de la pantalla. Puedes probar incluso a quitar el sonido. Da igual. Siguen igual de hipnotizados.

En la actualidad, los niños crecen rodeados de pantallas. Ya desde muy pequeños tienen su propio móvil, ordenador y tablet. Los expertos llevan años advirtiendo sobre la importancia de reducir las horas que pasamos frente a las pantallas. Y no es solo que conlleve perjuicios para nuestra salud física (por ejemplo, problemas de visión), sino que además puede afectar de manera espectacular a nuestra salud mental (la falsa imagen de felicidad de las redes sociales) y a nuestro desarrollo cognitivo.

Las cajas de luz son la solución perfecta para este problema. El sustituto ideal de las pantallas. Los niños se sienten igual de atraídos por ellas, pero en vez de pasarse horas viendo vídeos en YouTube aprovecharán para explorar, explotar su imaginación y el resto de sus habilidades.

Por fin un respiro

Nuestros peques son maravillosos. Son nuestra alegría y felicidad. Son capaces de sacarnos una sonrisa en un día gris. Sin embargo, también requieren muchísimo tiempo y energía. Y al final de la tarde estamos muertos y tan solo queremos tirarnos al sofá y no volver a levantarnos. Las cajas de luz Montessori son ese respiro que necesitas y que no te has podido permitir hasta ahora. Son una manera de que tu pequeño gane independencia y desarrolle su capacidad de autoaprendizaje. Sí, es verdad que tienes que estar pendiente de cada uno de sus movimientos. Pero lo mejor es hacerlo desde la distancia y dejar que sea él quien descubra y aprenda por su propia cuenta. ¡Y puedes aprovechar para hacer otras cosas al mismo tiempo! Terminar ese proyecto para el trabajo. Poner una lavadora, hacer la cena o simplemente encender la tele o leer un buen libro. Especialmente en los tiempos que corren (con la pandemia del Covid-19), muchos padres se han visto obligados a teletrabajar. Una tarea que puede resultar bastante complicada con niños pequeños correteando por la casa. Tus hijos se verán atraídos por los estímulos hipnóticos de las cajas y no querrán hacer otra cosa.

Cajas y mesas de luz

Puedes encontrar diferentes variantes de este fascinante producto. Por un lado, están las cajas de luz. Por otro lado, las mesas. Estas últimas son elementos más permanentes. Ideales para colocar en el salón o en el aula del colegio. ¿Su principal desventaja? Son muy aparatosos de transportar de un lado a otro. Por eso, si lo que estás buscando es un juguete que puedas llevar contigo a todos lados (por ejemplo de vacaciones), las cajas son tu mejor opción.

En nuestro catálogo te ofrecemos diferentes cajas de luz. Puedes elegir entre nuestra caja de pino macizo o de pino laminado. Y si lo que quieres es una forma diferente, prueba entonces la caja de luz ovalada de pino laminado. ¿Que deseas algo más estable (una mesa en vez de una caja)? ¡No temas! También vendemos patas de madera para poder llevar a cabo esta transformación.

¿A qué estás esperando para que tu pequeño disfrute de las increíbles cajas de luz Montessori? Además, pueden ser el regalo de cumpleaños ideal. Y son aplicables para cualquier edad. Desde la tierna infancia (bebés) hasta niños más mayores, puedes elevar el nivel de dificultad de los elementos que coloques encima de su superficie luminosa. ¡Consigue ya tu propia caja!