Disfruta este verano de nuestra botella wow, una botella sensorial que permitirá que tu peque desarrolle al máximo todas sus capacidades cognitivas, se distraiga, te dé un respiro y pase un rato divertido. A continuación te contamos todo sobre las botellas sensoriales; qué son, sus beneficios y las características de nuestra botella wow.

¿Qué son las botellas sensoriales?

Las botellas sensoriales son juguetes que se pusieron de moda hace algunos años. Son objetos muy sencillos de crear, pero que sin embargo proporcionan una infinidad de posibilidades de juego y aprendizaje. Puedes encontrar botellas muy diversas, divertidas y originales. De temáticas muy variadas.

La botella sensorial consiste en una simple botella rellena de objetos. Estos pueden ir mezclados con líquido de diferentes densidades (agua, aceite, etc.). Cualquier material sirve, pero se recomiendan objetos coloridos y con sonidos interesantes. Las botellas sensoriales ayudan a que tu bebé o infante trabaje sus músculos, su capacidad de atención y estimule sus sentidos.

¿Beneficios de las botellas sensoriales?

1. Estimula los sentidos

Como comentamos en otro artículo (pulsa aquí para saber más) la estimulación sensorial es extremadamente importante para el desarrollo de tu bebé. Una buena estimulación sensorial es esencial para que tu pequeño crezca y explote al máximo todas sus capacidades. Al trabajar los sentidos, las sinapsis neuronales (conexiones eléctricas entre neuronas a través de las cuales se transmite la información) se fortalecen. Esto es sinónimo de una mayor capacidad cognitiva. También se refuerza la capacidad de memorización y de coordinación, el autoconocimiento, la relación social y la relación con el entorno que nos rodea.

Con las botellas sensoriales se trabajan especialmente dos sentidos: la vista y el oído.

-Estimulación visual: al dar vueltas y girar la botella, tu bebé sigue con los ojos el movimiento de los objetos que se deslizan de un extremo al otro. Una buena agudeza visual permitirá que tu hijo, en el futuro, tenga más facilidad a la hora de conducir, leer, identificar objetos y disfrutar de las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

-Estimulación auditiva: al agitar la botella los objetos chocan unos con otros y crean curiosos sonidos. Con una buena audición tu hijo podrá identificar sonidos lejanos e incluso desarrollar su habilidad musical.

2. Se trabaja la atención

Hoy en día, con tantos estímulos diferentes, el bebé puede llegar a sentirse abrumado y confundido. Todo es tan brillante, tan ruidoso, los olores y sabores tan fuertes, que no sabe a dónde mirar y en dónde depositar su atención. Especialmente en la actualidad, la tecnología ha creado tal nivel de inmediatez que muchos niños no son capaces de centrarse en la misma tarea o juego durante más de dos minutos. Con las botellas sensoriales te aseguras de que tu hijo trabaja su capacidad de atención desde una temprana edad, lo que facilitará sus años escolares, donde tendrá que pasar mucho tiempo sentado frente a un libro de estudio. En especial los más pequeños, los peques se quedan absortos al contemplar los curiosos objetos que se deslizan por la botella.

3. Una mayor curiosidad y deseo de explorar

Si tu hijo crece con una botella sensorial en la mano en vez de una pantalla, también crecerá su ansia de curiosidad. Al observar un objeto extraño, una situación poco corriente, tu peque se hará preguntas. ¿Qué es esto? ¿Por qué se mueve así? ¿Y ese sonido? ¿De dónde ha salido? Una mente despierta y curiosa es una cualidad muy valiosa que no se trabaja en las escuelas tradicionales.

4. Un rato divertido

Con las botellas sensoriales se trabaja un amplio rango de habilidades y capacidades. Sin embargo, esto el niño no lo nota. No es una tarea pesada o tediosa que deba soportar. ¡Al contrario! Para el niño la botella es un juguete más. Un objeto entretenido con el que puede matar las horas.

Aprovecha estos ratillos para crear momentos de calidad y recuerdos entrañables con tu peque. Sobre todo si es un bebé, tu papel como padre es fundamental. Muéstrale la botella, gírala y observa como a tu hijo se le abren los ojos de la sorpresa o se ríe deleitado al oír el choque de los objetos.

5. Un respiro para ti

¿Estás en un tour vacacional, tu hijo no deja de llorar y el resto de pasajeros te lanza miradas molestas? ¿Te encuentras en un restaurante y tu hijo no deja de darte la comida porque no se queda quieto en la mesa ni un segundo? Las vacaciones son para relajarse, destensarse tras largos meses de duro trabajo y, en conclusión, descansar. Algo que con hijos pequeños puede llegar a convertirse en una tarea imposible. ¡Y tu salud mental también es importante! Como mencionamos en varios puntos anteriores, las botellas sensoriales son tan impactantes a los sentidos que tu pequeño es capaz de quedarse horas embobado. Y distraído. ¿Tiene una pataleta, un berrinche o simplemente se aburre y no deja de jorobar las vacaciones? ¡Dale la botella sensorial y ya verás lo bien que se lo pasa!

¿La ventaja? Son juguetes muy fáciles de transportar. Los puedes llevar a todos lados. Caben perfectamente en la mochila o en el bolso. Al fin y al cabo, ocupan tanto como otra botella de agua. Y según los objetos que contengan, pesarán más o menos.

6. Mejora la habilidad física

Las botellas sensoriales no solo son beneficiosas para el desarrollo cognitivo y psicológico del bebé. También favorecen el desarrollo de sus músculos, el aprendizaje de nuevos movimientos, su coordinación y su fuerza. La botella es un objeto interactivo que el bebé explora y tiene en sus manos en todo momento. Al sujetar la botella, el niño trabaja el movimiento pinza y los músculos del brazo.

La botella wow

Como decíamos, existen muchos tipos de botellas diferentes. ¡Algunas incluso brillan en la oscuridad! Otras pueden imitar el océano (con agua, peces de plástico y plantitas), un paisaje otoñal (hojas secas, palitos y tierra) o un nido de pájaros (plumas, huevos y ramitas).

Nosotros te ofrecemos una botella rellena de arroz de colores. Ideal para trabajar el oído (el sonido del arroz al moverse es muy estimulante) y la vista (¡con tantos colores diferentes!). ¡Y no pesa mucho! Además, lo característico de esta botella es que su contenido se puede vaciar y colocar en las cajas de luz (pulsa aquí para saber más), otro de nuestros juguetes estrella. Tan beneficioso para el desarrollo de los peques como las botellas sensoriales.