El sueño de todo niño es ser adulto. De pequeños idealizamos a los mayores, los idolatramos. En nuestros ojos infantiles ser adulto es sinónimo de independencia, libertad y diversión. No dar explicaciones ni obedecer a nadie. Queremos correr a toda costa. Darnos prisa por crecer. Cuando tenemos seis años y nos preguntan nuestra edad la respuesta es “casi siete”. Pero a veces correr no es la mejor solución, porque la vida no es una carrera sino un tranquilo paseo donde cada paso se debe disfrutar. Y en una era en la que los niños pretenden ser mayores cada vez antes (niños de doce años que actúan como adolescentes de diecisiete) es más importante que nunca establecer una edad para cada acción y juguete.

La edad recomendada de un juguete no es una ciencia exacta que se deba seguir de manera estricta. Esto se aplica tanto a juguetes como a películas, videojuegos, etc. Es tu responsabilidad como padre y educador decidir si tal artificio es apto para la persona a tu cargo. ¿Cuál es su nivel de madurez? Muchas veces la edad no significa nada. Sin embargo, es una guía para entender las necesidades de tu pequeño en cada etapa de su vida.

¿Por qué es importante separar los juguetes por edades?

Escoger el juguete que mejor se adapte a las necesidades de tu hijo según su edad no es tarea fácil. Debe ser un juguete que suponga un desafío para que tu peque no se aburra y se rete a sí mismo; se esfuerce y se supere. Pero a su vez un juguete muy complicado hará que tu hijo se frustre, se rinda y se sienta estúpido. Los juguetes, como la ropa, deben adaptarse a nosotros y no al revés. Si en algún momento tu hijo piensa que él/ella es el problema no dudes en corregirle. El problema está en la actividad escogida. Cada persona sigue un ritmo diferente y algunas personas tardan más en aumentar el nivel. Lo que no disminuye su valía como ser humano.

VER MÁS

Los juguetes, especialmente los juguetes que ofrecemos en MamaLuz, tienen dos funciones: entretener y enseñar. Decenas de habilidades y capacidades se trabajan al hacer uso de nuestros juguetes. Se estimulan los sentidos, se desarrolla el sentido de la responsabilidad, la creatividad, la imaginación, la empatía, las habilidades motoras, etc. Pero para trabajar todas estas capacidades es esencial empezar por el principio. De la misma manera que un atleta profesional comienza corriendo quince minutos y con agujetas la primera semana. ¿Cómo espera tu peque resolver un puzzle de 1.000 piezas sin haber resuelto antes uno de 100, de 200 y de 500?

Por otra parte, los juguetes están diseñados para trabajar las capacidades de niños de un rango de edad específico. Los juguetes dirigidos a niños de más de dos años asumirán que el niño ya puede caminar o hablar. De la misma manera que los juguetes para bebés tienen como objetivo trabajar ciertas habilidades (estimular los sentidos, aprender a gatear, etc.) que un niño más mayor ya domina a la perfección.

¿Debo hacer siempre caso a la edad recomendada?

Como mencionamos en párrafos anteriores, la edad recomendada es una guía, una ayuda, no una orden que se deba seguir a rajatabla. Resulta de mayor utilidad si el juguete va destinado al hijo de un familiar o amigo, pues no conocemos con exactitud cuáles son las habilidades de ese peque. Es también muy útil para los padres primerizos, que todavía se encuentran un poco perdidos en el mundo de los hijos y sus necesidades. En cualquier caso lo más importante es escuchar al niño (¡al fin y al cabo será él/ella quien lo disfrute!). ¿Cuáles son sus gustos y pasiones? ¿Está preparado para hacerse con un juguete más difícil? No escuches ni lo compares con nadie más. Cada persona sigue una trayectoria diferente y tiene unos gustos y necesidades distintas. Comparar a tu hijo con los otros niños no traerá más que preocupaciones y no sirve de nada.

En nuestro catálogo de juguetes MamaLuz tenemos diferentes categorías para cada juguete. No solo según las pedagogías en las que se basa o el tipo de material o juguete, sino también según las edades recomendadas. ¡De esta manera lo tendrás mucho más fácil para encontrar el juguete que mejor se adapte a las necesidades de tu pequeño!

¿Cuáles son los juguetes más típicos según cada edad?

De 0 a 12 meses: juguetes llamativos y seguros. Los bebés admiran y sienten curiosidad por todo lo que ocurre a su alrededor. Todo tipo de movimientos y sonidos. Por otra parte, tienden a llevarse a la boca cada cosa que ven por lo que es importante que los juguetes sean seguros y grandes (para que no se atraganten o se los traguen por accidente). En esta etapa es esencial la estimulación sensorial para el futuro desarrollo del resto de sus habilidades. Así como el trabajo de sus habilidades motoras y coordinación mano-ojo.

+1 año: tu peque ya puede andar y está deseando explorar el entorno que le rodea. ¡Es la etapa de los juguetes de arrastre y construcción! Y no te olvides de los muñecos para la creación de un vínculo afectivo y el desarrollo de la empatía y la responsabilidad.

+3 años: a partir de esta edad hay una amplia selección de juguetes entre los que elegir. En este momento el elemento clave es escuchar la opinión de tu pequeño. ¿Siente predilección por las matemáticas? ¿Las letras? ¿La música? ¿La ciencia? Déjale que explore y toque todos los palos del conocimiento y que elija en qué rama desea poner sus esfuerzos y energía.

En conclusión, la edad recomendada de los juguetes no debe suponer una fuente de estrés, sino una pequeña ayuda para identificar los juguetes que mejor se adapten a las necesidades de tu hijo. No esperes más y échale un vistazo a nuestro catálogo. ¡Hay tanto entre lo que elegir! ¡Ya verás como enseguida eres capaz de identificar las diferencias entre los juguetes para bebés, para los niños de 2 años y de 4.