Alfombra hoja mostaza

Alfombra hoja mostaza

42,00

Hay existencias

La alfombra acolchada para bebés en forma de hoja será un perfecto complemento a partir de los tres meses del bebé cuando éste pueda colocarse en el suelo.

En ese momento el bebé siempre  boca arriba, experimentando con su cuerpo. Entre los 3 y los 6 meses con su movimiento empezará a voltearse, primero no lo conseguirá del todo, se girará hacia un lado y volverá a la postura inicial, pero tras muchos intentos, logrará girarse y de esta manera cambiar su perspectiva, su forma de ver las cosas, su cuerpo en el espacio… De ahí que nuestra propuesta le ayude a empezar a experimentar. Es importante que el bebé vaya tomando consciencia de su propio cuerpo y sus propios movimientos. por eso esta pequeña alfombra que podrás colocar comodamente en cualquier rincón, será muy útil y práctica en los primeros meses. Además lleva como complemento una anilla de madera de haya sin tratar que hará las veces de juguete sensorial y mordedor.

Posteriormente se puede colgar en la pared como objeto decorativo, o utilizarla de manta para los pies de la cama.

 

Ideal para que el bebé empiece a experimentar el suelo.

De algodón orgánico 100% . Acolchada. De tacto suave

Medida extendida: 80x60cm

Hay existencias

Envolver para regalo

Con mucho cariño añadimos el packaging correspondiente para quede precioso envuelto.

Con mucho cariño añadimos el packaging correspondiente para quede precioso envuelto.

Precio del producto: 42,00
Opciones totales:
Total del pedido:

Descripción

La alfombra acolchada para bebés en forma de hoja será un perfecto complemento a partir de los tres meses del bebé cuando éste pueda colocarse en el suelo.

En ese momento el bebé siempre  boca arriba, experimentando con su cuerpo. Entre los 3 y los 6 meses con su movimiento empezará a voltearse, primero no lo conseguirá del todo, se girará hacia un lado y volverá a la postura inicial, pero tras muchos intentos, logrará girarse y de esta manera cambiar su perspectiva, su forma de ver las cosas, su cuerpo en el espacio… De ahí que nuestra propuesta le ayude a empezar a experimentar. Es importante que el bebé vaya tomando consciencia de su propio cuerpo y sus propios movimientos. por eso esta pequeña alfombra que podrás colocar comodamente en cualquier rincón, será muy útil y práctica en los primeros meses. Además lleva como complemento una anilla de madera de haya sin tratar que hará las veces de juguete sensorial y mordedor.

Posteriormente se puede colgar en la pared como objeto decorativo, o utilizarla de manta para los pies de la cama.

 

Ideal para que el bebé empiece a experimentar el suelo.

De algodón orgánico 100% . Acolchada. De tacto suave

Medida extendida: 80x60cm

Información adicional

Peso 0,3 kg
Dimensiones 100 × 10 × 10 cm
Ir a Arriba