Descripción

Cuenta una bonita leyenda, que los ángeles azules son protectores de los sueños y de los hogares de las personas que las poseen.

Este ángel guardasueños son ideales para colocar sobre la cama o la cuna del peque. Cuando es bebé se puede incluir como elemento

en el gimnasio del bebé. Al llevar tres cascabeles le llamará la atención por sus colores en contraste (blanco y azul) y por su sonido al agitarlo.

Será un complemento ideal que mantendrá su función posteriormente a la edad de tres años cuando los peques desarrollan su miedo a la oscuridad.