Espejos de Exploración

63,50

Medidas aproximadas: 45x35cm

Los espejos de exploración son una estructura de espuma rígida de 1,2 cm blandita que se puede montar de la manera más a fin con la actividad a realizar  ya que todas sus caras son encajables.

En los primeros meses del bebé, cuando se pueden poner boca abajo, los espejos se colocan de manera plana para que el bebé experimente sobre el espejo pudiendo ver su propio reflejo.

También se pueden colocar en la pared para que el bebé tenga un lugar donde reflejarse.

Posteriormente, y ya compuesto en forma de cubo, los espejos de exploración pueden colocarse tanto sobre la caja de luz, para que las formas y colores tomen una nueva perspectiva, como fuera de la caja de luz, creando universos fantásticos.

Los espejos de exploración son ideales para el juego de exploración y el juego libre.

Pertenecen a la pedagogía Reggio Emilia y con ellos se descubre de manera muy visual y manipulativa los materiales de juego. De manera vivencial los niños descubren conceptos matemáticos como la simetría, los planos, el volumen etc..

Son ideales para jugar con construcciones ya que los volúmenes se multiplican, pero también con cuentas de madera, figuras de personajes etc.

Es un material blandito pero con la estructura suficiente como para que se queden de pie y sean de fácil manipulación por los peques.

Se pueden crear ambientes pequeños o para mirar de cerca los objetos naturales. Los lados paralelos del espejo reflejan imágenes hacia atrás y hacia delante hasta el infinito. Este efecto

óptico que les fascinará y querrán pasar muchos ratos en el rincón de espejos.

Al ser encajables los espejos de exploración resultan muy cómodos porque se puede plegar cuando no esté en uso.

Tenemos otros modelos de espejos irrompibles más pequeños aquí.

Medidas aproximadas de los espejos de exploración: 45x35cm

 

Peso 2.7 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.