En la actualidad, el movimiento ecológico está más vivo que nunca. ¡Y con razón! Los científicos llevan años advirtiéndonos de las desastrosas consecuencias del calentamiento global y la explotación de nuestros recursos limitados. Los gobiernos sienten la presión de crear leyes que protejan el medio ambiente y obliguen a las organizaciones a reducir su impacto ecológico. En nuestro día a día, los colegios celebran el día del planeta Tierra y divulgan la importancia del reciclaje. La reputación de las empresas depende ya no solo de su involucración en causas sociales, sino también de la preservación ecológica. En conclusión, parece que todo el mundo está concienciado. Sin embargo, ¿es suficiente?

Por sorprendente que parezca, dañamos el planeta de muchas más formas de las que pensamos. Acciones insignificantes en nuestra vida cotidiana pueden tener un impacto negativo increíble en el planeta. Un claro ejemplo es la compra de juguetes. Pese a que cada vez menos niños utilizan juguetes físicos (teniendo un iPad, ¿quién necesita juguetes?), la industria de los juguetes sigue teniendo un papel importante en el mercado infantil. Por ejemplo, ¿sabías que la mayor parte de los juguetes están hechos de plástico? Más concretamente PVC. Ya sean muñecas, bloques de construcción o cochecitos. Esto, como explicaremos en un momento, no solo es dañino para el medio ambiente, sino que tu peque también sale perjudicado. A continuación te mostramos el efecto negativo de los juguetes de plástico así como todos los beneficios de comprar juguetes sostenibles en su lugar.

 

Perjuicios de los juguetes de plástico

1-El plástico contamina el mar, la tierra y la atmósfera. Contribuye a la extinción de especies autóctonas y a la destrucción de zonas verdes y libres de residuos. ¡No hay nada peor que ir a dar un paseo por la montaña y encontrar basura por todos lados!

2-Una vez desechados, estos juguetes se convierten en plásticos y microplásticos que tardan miles de años en degradarse y muchas veces terminan amontonados en vertederos y en las comúnmente conocidas islas de basura.

3-Liberan aditivos tóxicos y perjudiciales para la salud, tales como ftalatos o bisfenol A. Nuestros peques, que son especialmente vulnerables a tan tierna edad, son sensibles a dichos aditivos que pueden causar significativos problemas de salud en su edad adulta.

4-Contribuyen a la emisión de C02 y de otros gases de invernadero en la atmósfera.

5-Contribuyen a una mentalidad consumista que va en contra del estilo de vida sostenible que las diferentes corrientes ecológicas tratan de transmitir. A ser, en general, juguetes de mala calidad, poco duraderos y sin un significativo valor sentimental, son desechados con mucha más frecuencia por el siguiente juguete de moda o la última versión del mismo producto. Prácticamente igual pero con una o dos diferencias.

 

¿Qué es un juguete sostenible?

Entonces, si la mayoría de los juguetes son tan dañinos para el medio ambiente y para nuestros hijos, ¿qué podemos hacer? ¿Simplemente no comprar juguetes? ¡Para nada! Tan solo sustituir estos juguetes tan poco ecológicos por opciones más sostenibles como las que te ofrecemos en MamaLuz. Aquí te mostramos algunas pistas para que identifiques con facilidad lo que constituye un juguete sostenible.

Los juguetes sostenibles utilizan recursos reutilizables, naturales y renovables. Es decir, están hechos de materiales reciclados o que son abundantes en la naturaleza y cuya obtención no daña el medio ambiente. Algunos de los materiales más típicos son: madera, corcho, bambú, telas o algodón.

Sin embargo, uno no debe mirar únicamente al material del que está compuesto para determinar si un juguete es ecológico o no. Otros procesos a tener en cuenta son su diseño, acabado, embalaje y transporte. ¡De poco sirve si un juguete está hecho de madera sostenible si luego su transporte requiere tres barcos y dos aviones que contribuyen a la emisión de C02!

  • Los acabados deben estar libres de tóxicos. Algunos materiales naturales y buenos para el planeta son: cera de abeja, aceites vegetales o de base de agua.
  • El embalaje también debe ser de un material natural como podría ser papel, cartón o madera.
  • ¡Cuanto más naturales, mejor! Si tienen luces o sonidos significa que llevan incorporados baterías o pilas, extremadamente perjudiciales para el planeta.

Por último, es importante asegurarse de que el juguete es de calidad. De esta manera serán más duraderos y su ciclo de vida más largo. Esto ayuda a reducir el consumismo y a conseguir que tu peque cree un vínculo afectivo con dicho juguete.

 

Beneficios de los juguetes sostenibles

¡Aquí llegan las buenas noticias! El uso de juguetes sostenibles no es sólo bueno para el planeta, también es beneficioso para nuestros peques. No es un sacrificio que haya que hacer por el bien de la ecología, sino que son todo aspectos positivos.

Los juguetes naturales y ecológicos, como los de MamaLuz, están libres de aditivos tóxicos, tan dañinos para nuestra salud.

Al ser de mayor calidad, son una gran inversión económica. Aunque sean más caros que los juguetes de plástico, a la larga es menos dinero porque no hay que estar comprando juguetes nuevos de forma constante. También, como mencionamos anteriormente, ayudan a que tu hijo cree un vínculo especial con el juguete y desarrolle su sentido de la empatía y de la responsabilidad.

Por último, es una forma de concienciar a las nuevas generaciones desde una edad temprana. Estos juguetes sostenibles hechos de materiales naturales son la manera ideal de que los niños aprendan a valorar el entorno que les rodea y a esforzarse para mantenerlo y evitar dañarlo lo máximo posible. Además, es una forma de que conecten con la naturaleza, algo difícil de lograr en un mundo cada vez más tecnológico.

 

Ahora que ya sabes más sobre los beneficios de los juguetes sostenibles, en MamaLuz ofrecemos una gran variedad de opciones perfectas para que tu peque se divierta y explote sus diferentes capacidades sin dañar el planeta. Juguetes hechos de madera, tela y otros materiales naturales, todos ellos están basados en corrientes educativas tales como la filosofía Montessori. ¡Haz click en nuestro catálogo para no perderte nuestras últimas novedades!

VER JUGUETES SOSTENIBLES