Aquí podrás elegir entre los diferentes modelos de cajas de luz; tamaños, precios y modelos. Para ver más materiales translúcidos ir a la sección de Accesorios. Tamaños: individual, colectiva, extragrande y superextragrande. Sin bordes y sin tornillos laterales. La diferencia entre Reggio y Atelier es que las primeras son de pino macizo y las segundas de pino laminado. Técnicamente iguales.

Todas las cajas de luz vienen con mando a distancia para modificar la intensidad de la luz, transiciones y el cambio de los colores. En las cajas Pequeñas y Super Extra Grandes damos una pequeña guía con propuestas de actividades, en el resto de cajas (grandes y extragrandes ) la guía viene impresa en la propia caja del packaging. La única diferencia entre la caja de luz normal y la caja rítmica, es que ésta última tiene la posibilidad de que las transiciones vayan al ritmo de la música de ambiente o al sonar de las palmadas. Nuestras cajas de luz están certificadas y son aptas para su uso con los peques. El metacrilato, de apariencia blanco translucido, tiene una excelente calidad óptica, y deja pasar sólo la luz necesaria para que la superficie quede homogéneamente iluminada y no dañen la vista. Está a prueba de golpes de los peques.*

La caja de luz es todo un mundo de posibilidades y está pensada desde la estimulación sensorial en bebés, hasta el desarrollo y aprendizaje de los peques menores de 12 años. Aunque posteriormente la utilizan para calcar!. En casa o en el cole, la caja de luz será un recurso básico que no puede faltar y que pasará de generación en generación. Las cajas de luz son un recurso pedagógico basado en la pedagogía Reggio Emilia, donde el descubrimiento de los objetos, sus formas, las relaciones entre ellos fomentan la necesidad de aprendizaje en edades muy tempranas.Sobre la caja de luz el juego, la manipulación y la experimentación se llevan a cabo estimulando las potencialidades de nuestros peques.

Realizadas en España.

* NO TENSAR EL CABLE QUE VA DE LA CORRIENTE DE LUZ A LA CAJA. MANTENER SIEMPRE EL CABLE HOLGADO